Moleiro rescata los Beatos de Castilla y León


El universal editor, considerado como el más prestigioso reproductor de códices, expone su preciada obra en Aguilar de Campoo
 
Raúl Mata. Aguilar de Campoo.
 
Manuel Moleiro, considerado como el más prestigioso reproductor de códices, mapas, obras de arte generalmente realizadas sobre soporte de pergamino, vitela, papel o papiro, rescate alguno de los más brillantes Beatos de Castilla y León, para mostrarlos en el Monasterio de Santa María la Real, de la localidad palentina de Aguilar de Campoo, como los más bellos del mundo. Treinta obras del universal editor protagonizan la exposición «Castilla y León en Europa, Europa en Castilla y León. Joyas bibliográficas de los siglos X al XVI», que abrió sus puertas ayer y que se podrán visitar hasta el próximo 2 de septiembre.
 
En declaraciones a LA RAZÓN, asegura que «es una muestra de las obras, manuscritos con pinturas, sobre las que se cimentó la sociedad europea, cuyas profundas raíces se establecieron durante la Edad Media y el Renacimiento, con sus connotaciones religiosas, sociales y culturales». Asimismo, indica que «lo que se pensaba y creaba en los reinos de Castilla y León tenía una repercusión en Europa, y viceversa. Los muros nunca fueron ni serán impermeables a las ideas por mucho que se empeñen algunos regímenes».
 
Sobre el proyecto, Manuel Moleiro explica que en nuestra Comunidad «se produjeron grandísimos manuscritos con pinturas, buen ejemplo son los Beatos, conservados ahora en las bibliotecas y museos más importantes del mundo, y ahora los visitantes a Aguilar de Campoo podrán admirar, en primicia, ya que sus originales son totalmente inaccesibles».
 
Entre los «tesoros» que reúne la exposición destacan algunos estrechamente vinculados a Castilla y León como el Libro del Caballero Zifar, el primer texto en prosa escrito en castellano, magistralmente iluminado para Enrique IV de Castilla por los artistas vallisoletanos Carrión. Junto a él, la Biblia de San Luis, considerada el monumento bibliográfico más importante de la historia de la humanidad, encargada por la palentina Blanca de Castilla para su hijo Luis IX o los hermosos y emblemáticos Beatos de San Andrés de Arroyo y San Pedro de Cardeña. Tampoco pueden faltar los atlas más fascinantes de la época de los Descubrimientos: el Atlas Miller, el Vallard y el Universal de Fernão Vaz Dourado.
 
Manuel Moleiro reitera que es una «oportunidad única de disfrutar de estas joyas», ya que «prácticamente la totalidad ya no se conservan en España por avatares de la historia», y gracias a que han sido clonados por «M. Moleiro» hoy pueden ser estudiados y admirados en todo el mundo, «sin haberse usado un solo euro del erario público», recuerdo.
 
El universal editor también señala que ha elegido Aguilar de Campoo para exponer los «casi-originales» porque «no existe un lugar con un entorno mejor que el Monasterio de Santa María La Real.
 
Sobre los proyectos de futuro, Moleiro avanza que «en estos momentos estamos clonando dos códices del apocalipsis, en la British Library. También, informa que después del verano iniciarán dos trabajos en las bibliotecas de Rusia y Francia, y ya para 2019 organizarán, en Sevilla, una gran exposición sobre el 500 aniversario del viaje de Magallanes.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x