Beato de Liébana, códice del Monasterio de Santo Domingo de Silos, Burgos

f. 18v, La revelación a San Juan


Volver

La atmósfera de inmaterialidad que ha logrado crear el miniaturista consigue sobrecoger al espectador. Predominan los tonos oscuros sobre los amarillos y rojos, aunque se ha buscado amortiguar ese efecto de oscuridad mediante menudos grupos de pequeños círculos grises y rojos, salpicados por todo el fondo de la imagen.

La miniatura está dividida en dos registros claramente diferenciados. El arco que enmarca la escena del registro superior parece una referencia a las iglesias de Oriente, cuyos mensajes se ilustran en las correspondientes miniaturas. Bajo el gran arco de herradura aparece Cristo, entronizado e inscrito en una mandorla, y dos ángeles, a uno de los cuales entrega un libro, mientras el otro sostiene la mandorla.

En el registro inferior, san Juan recibe el libro de manos del ángel, situado en el centro de la imagen. El ala derecha del ángel aparece desplegada, como si acogiera al apóstol o le diera ánimos para llevar a cabo la misión que le ha sido encomendada. Otro personaje, situado a la derecha, actúa como introductor de la escena.

Ángela Franco Mata
Jefa del Departamento de Antigüedades Medievales del Museo Arqueológico Nacional
(Fragmento del libro de estudio Beato de Silos)

Beato de Liébana, códice del Monasterio de Santo Domingo de Silos, Burgos f. 18v, La revelación a San Juan

Volver

f. 18v, La revelación a San Juan

La atmósfera de inmaterialidad que ha logrado crear el miniaturista consigue sobrecoger al espectador. Predominan los tonos oscuros sobre los amarillos y rojos, aunque se ha buscado amortiguar ese efecto de oscuridad mediante menudos grupos de pequeños círculos grises y rojos, salpicados por todo el fondo de la imagen.

La miniatura está dividida en dos registros claramente diferenciados. El arco que enmarca la escena del registro superior parece una referencia a las iglesias de Oriente, cuyos mensajes se ilustran en las correspondientes miniaturas. Bajo el gran arco de herradura aparece Cristo, entronizado e inscrito en una mandorla, y dos ángeles, a uno de los cuales entrega un libro, mientras el otro sostiene la mandorla.

En el registro inferior, san Juan recibe el libro de manos del ángel, situado en el centro de la imagen. El ala derecha del ángel aparece desplegada, como si acogiera al apóstol o le diera ánimos para llevar a cabo la misión que le ha sido encomendada. Otro personaje, situado a la derecha, actúa como introductor de la escena.

Ángela Franco Mata
Jefa del Departamento de Antigüedades Medievales del Museo Arqueológico Nacional
(Fragmento del libro de estudio Beato de Silos)

Preferencias sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para más obtener más información puedes leer nuestra política sobre cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso haciendo click AQUÍ.