Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Andrés de Arroyo

Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Andrés de Arroyo Visión de Dios en el Cielo
Volver

Visión de Dios en el Cielo

Lo más sorprendente de este Beato es el mare vitreum (mar de vidrio). Habitualmente justo debajo de la mandorla, aquí aparece en la franja inferior y, en lugar de peces, se han representado cabezas, en clara alusión al bautismo. Puede hacer referencia también al diluvio universal, que precede al Juicio Final.

Tres franjas de plata dividen la miniatura en cuatro registros de diferentes colores: azul, verde, rojo y verde.

Dios, circundado por una mandorla de plata, sobre fondo azul con siete estrellas, está sentado en un trono de plata con forma de águila y flanqueado por dos ángeles, casi arrodillados en señal de adoración, que portan las siete lámparas de aceite doradas y encendidas.

En la franja superior, doce ancianos que no se pueden identificar aparecen entablando un intenso diálogo, reflejado mediante sus gestos. Aspas de plata enlazan unos a otros. Los ancianos de la franja inferior aparecen sobre un fondo rojo, y calzados esta vez. Ambos grupos de ancianos se han interpretado como los 12 profetas y los 12 apóstoles.

Carlos Miranda García-Tejedor
Doctor en Historia
Fragmento del libro Beato de San Andrés de Arroyo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x