Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Andrés de Arroyo

Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Andrés de Arroyo Los cuatro jinetes del Apocalipsis
Volver

Los cuatro jinetes del Apocalipsis

Se trata del momento en el que el Cordero va abriendo los sellos: tras la apertura de cada uno, los vivientes van mostrando sucesivamente a San Juan el prodigio de ver a un jinete con características especiales. 
La ilustración está dividida en cuatro bandas de colores separadas por franjas de plata. En la primera, a la izquierda, uno de los vivientes, con cabeza de león coge a San Juan; en el centro, una especie de mandorla plateada con el Cordero; seguidamente, San Juan cogido por otro viviente con rostro humano. En la segunda banda, un jinete, nimbado, sobre caballo blanco, dispara una flecha que se clava en la boca del que tiene enfrente que empuña una espada. En la franja siguiente, se repite el esquema de la primera, uno de los vivientes con cabeza de buey toma posesión del apóstol; en el centro, un árbol verde de copa semicircular con frutos de oro; a continuación, San Juan raptado por otro viviente, con cabeza de águila. Finalmente, en la franja inferior, un jinete nimbado, monta un caballo negro, lleva una balanza en la derecha y parece encontrarse con otro con aspecto de diablo, como el de la franja superior; detrás, otro demonio, de grandes orejas, con la lengua fuera –signo de sentimientos perversos, de impiedad y de idolatría–, cola y vestido con un sayuelo verde con jirones.

Carlos Miranda
Doctor en Historia
Fragmento del libro Beato de San Andrés de Arroyo
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x