Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Andrés de Arroyo

Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Andrés de Arroyo El Juicio Final
Volver

El Juicio Final

Se trata de la la escena de los réprobos y de su castigo en el infierno que ilustra el versículo 15.
En el registro superior, nueve personas se encuentran en primera fila –algunos de los cuales con una expresión preocupada como puede apreciarse por sus cejas en ángulo. En sí, no hay gestos de sufrimiento, sino más bien de esperar la sentencia del Juez. Si, como se verá, no se conociera la tradición iconográfica de los beatos, sería difícil ver en esta fila a los que están siendo juzgados y esperan veredicto.
Se han representado todos los estamentos: a la izquierda, dos reyes con corona –uno de ellos barbado–, una dignidad eclesiástica con báculo y mitra, un abad tonsurado con báculo, un presbítero, un monje tonsurado y otro posible con capucha; detrás y en las restantes filas, religiosos, laicos, varones y mujeres –posiblemente pertenecientes a la aristocracia, según demuestran sus tocados.
Debajo, sobre fondo azul, once personas, algunas de ellas con las manos en pronación, indicando su ausencia de actividad y resignación ante su destino, en primera fila y doce más en la segunda y tercera, perfectamente identificables, también, por sus vestimentas; todas ellas están unidas por una cuerda que les aprieta el cuello que un diablo lleva en su mano izquierda, mientras que, con la derecha, les señala lo que hay debajo: el infierno, concebido como unas inmensas fauces de Leviatán invertidas erizadas de dientes con frontales y colmillos muy agudos.

Carlos Miranda
Doctor en Historia
Fragmento del libro Beato de San Andrés de Arroyo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x