Beato de Liébana, códice del Monasterio de Santo Domingo de Silos, Burgos

Beato de Liébana, códice del Monasterio de Santo Domingo de Silos, Burgos Los cuatro jinetes del Apocalipsis
Volver

Los cuatro jinetes del Apocalipsis

Y vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba era llamado Fiel y Veraz, porque con justicia falla sus juicios y hace la guerra. Sus ojos eran como llamas encendidas y en su cabeza llevaba muchas diademas: tenía un nombre escrito, que nadie conoce sino él. Y vestía un manto salpicado de sangre, y era llamado por nombre Verbo de Dios. Y le seguían los ejércitos celestiales en blancos corceles, ataviados de lino finísimo, inmaculado. Y de su boca sale una espada aguda para traspasar a todas las naciones, y las gobierna con vara de hierro, y pisa el lagar del vino de la cólera de Dios omnipotente. (Apoc. 19, 11-15).
 
La miniatura refleja fielmente el texto bíblico. El esquema compositivo es de seis jinetes sobre los respectivos caballos dispuestos sobre fondo tachonado de estrellas, alusión al combate celeste. Los jinetes están en actitud de marcha; el situado en el ángulo superior derecho representa a Cristo, y se diferencia de los demás por llevar la espada en la boca, símbolo de la palabra de predicación que castiga a los infieles.
 
 
Ángela Franco Mata
Jefa del Departamento de Antigüedades Medievales
Museo Arqueológico Nacional
Fragmento del libro Beato de Silos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x