Las Grandes Horas de Ana de Bretaña

Las Grandes Horas de Ana de Bretaña El rey David pide perdón a Dios
Volver

El rey David pide perdón a Dios

El monarca eleva la cabeza, cuyo rostro presenta señal de aflicción por sus ojos enrojecidos, para suplicar perdón a Dios a la vez que señala a un ángel.

Preferencias sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para más obtener más información puedes leer nuestra política sobre cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso haciendo click AQUÍ.