Las Grandes Horas de Ana de Bretaña

Las Grandes Horas de Ana de Bretaña El rey David pide perdón a Dios
Volver

El rey David pide perdón a Dios

El monarca eleva la cabeza, cuyo rostro presenta señal de aflicción por sus ojos enrojecidos, para suplicar perdón a Dios a la vez que señala a un ángel.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x