Libro de Horas de Luis de Orleans

f. 41v, Tobías saluda a su padre en Nínive


Volver

Esta imagen es una de las menos representadas en las artes plásticas. Frente a una ciudad amurallada, Tobit, que viste un sayo largo y lleva un bonete, representado como un anciano, pero sin rastro de las máculas que afectaban a sus ojos, recibe el homenaje de Tobías, que se arrodilla para besar su mano izquierda. Detrás de ellos, Sarra, el acompañante –posiblemente, el arcángel Rafael, como ya se señaló, con rasgos infantiles o de adolescente– y las dos bestias de carga. Según los exegetas, Tobit es imagen de la ley antigua, mientras que Tobías lo es de Cristo que ilumina la ley con la claridad de su virtud.

Libro de Horas de Luis de Orleans f. 41v, Tobías saluda a su padre en Nínive

Volver

f. 41v, Tobías saluda a su padre en Nínive

Esta imagen es una de las menos representadas en las artes plásticas. Frente a una ciudad amurallada, Tobit, que viste un sayo largo y lleva un bonete, representado como un anciano, pero sin rastro de las máculas que afectaban a sus ojos, recibe el homenaje de Tobías, que se arrodilla para besar su mano izquierda. Detrás de ellos, Sarra, el acompañante –posiblemente, el arcángel Rafael, como ya se señaló, con rasgos infantiles o de adolescente– y las dos bestias de carga. Según los exegetas, Tobit es imagen de la ley antigua, mientras que Tobías lo es de Cristo que ilumina la ley con la claridad de su virtud.

Preferencias sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para más obtener más información puedes leer nuestra política sobre cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso haciendo click AQUÍ.