Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Salvador de Tábara, Zamora

Beato de Liébana, códice del Monasterio de San Salvador de Tábara, Zamora f. 153r, La cuarta trompeta

Volver

f. 153r, La cuarta trompeta

La ilustración está dividida en dos planos: celeste y terrestre. En el primero, un tercio de las estrellas han perdido su luz, como indican sus puntas de color rojizo. También un tercio del sol y un tercio de la luna aparecen oscurecidos, como consecuencia del sonido de la cuarta trompeta.

Un águila con sus alas extendidas se lamenta, en la franja central, de las desgracias que ocurrirán a continuación.

En el mundo terrestre, identificado por los árboles y matorrales de la derecha, el ángel, con sus grandes alas verdes extendidas y mirando a los cielos, toca la cuarta trompeta.

El ciclo de los siete ángeles tocando sus respectivas trompetas no es tan homogéneo como el de los mensajes a las siete iglesias de Asia. Los esquemas compositivos y la ubicación distan de ser uniformes; los desastres que origina el fragor de las trompetas provocan la variación, y por tanto la riqueza, de las escenas. Incluso varía la posición del protagonista principal, el ángel.

Carlos Miranda García-Tejedor
Doctor en Historia
(Fragmento del libro de estudio Beato de Girona)


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x