Salterio Glosado

f. 39v, salmo 22, El Señor me gobierna y nada necesito


Volver

Este salmo narra la piedad de Dios y la protección que dispensa al salmista en vida. La mano de Dios bendice desde las nubes al salmista sentado (v. 1, Dominus reget me et nichil michi deerit // El Señor me gobierna y nada necesito). El salmista permanece sentado sujetando una copa de grandes dimensiones delante de una mesa en la que hay dispuesta comida y bebida (v. 5, Parasti in conspectu meo mensam, adversus eos qui tribulant me [...] et calix meus inebrians // Has puesto una mesa ante mí, contra los que me afligen [...] y mi cáliz que me embriaga), mientras, tras él, un ángel sostiene una vara y unge su cabeza con aceite (v. 4, Nam [Iam] et si ambulavero in medio umbre mortis, non timebo mala quoniam tu mecum es. Virga tua et baculus tuus, ipsa me consolata sunt // Pues aunque haya de caminar en medio de la sombra de la muerte, no temeré a nada pues estarás conmigo. Tu barra y tu bastón me han reconfortado; v. 5, Impinguasti in oleo caput meum // Has ungido mi cabeza con aceite). Detrás de este personaje, debajo a la derecha, tres hombres le están lanzando flechas (v. 5, eos qui tribulant me // los que me afligen). A la izquierda enfrente del salmista, hay una iglesia con un altar y una lámpara (v. 6, Ut inhabitem in domo Domini in longitudinem dierum // Y en la casa del Señor moraré durante largos días), cabras, ganado vacuno y ovejas en un paisaje junto a un río (v. 2, In loco pascue ibi me collocavit. Super aquam refectionis educavit me. Animam meam convertit // Me ha colocado en tierras de pasto. Me ha llevado junto a aguas que me aliviarán. Ha convertido mi alma). El trazado del paisaje encuadra las diferentes partes de la ilustración. Al igual que en otras ilustraciones, esta forma de delimitar y dividir las escenas también separa a los del lado del bien, el salmista y el ángel, de los malvados, representados por los hombres lanzando flechas.


Salterio Glosado f. 39v, salmo 22, El Señor me gobierna y nada necesito

Volver

f. 39v, salmo 22, El Señor me gobierna y nada necesito

Este salmo narra la piedad de Dios y la protección que dispensa al salmista en vida. La mano de Dios bendice desde las nubes al salmista sentado (v. 1, Dominus reget me et nichil michi deerit // El Señor me gobierna y nada necesito). El salmista permanece sentado sujetando una copa de grandes dimensiones delante de una mesa en la que hay dispuesta comida y bebida (v. 5, Parasti in conspectu meo mensam, adversus eos qui tribulant me [...] et calix meus inebrians // Has puesto una mesa ante mí, contra los que me afligen [...] y mi cáliz que me embriaga), mientras, tras él, un ángel sostiene una vara y unge su cabeza con aceite (v. 4, Nam [Iam] et si ambulavero in medio umbre mortis, non timebo mala quoniam tu mecum es. Virga tua et baculus tuus, ipsa me consolata sunt // Pues aunque haya de caminar en medio de la sombra de la muerte, no temeré a nada pues estarás conmigo. Tu barra y tu bastón me han reconfortado; v. 5, Impinguasti in oleo caput meum // Has ungido mi cabeza con aceite). Detrás de este personaje, debajo a la derecha, tres hombres le están lanzando flechas (v. 5, eos qui tribulant me // los que me afligen). A la izquierda enfrente del salmista, hay una iglesia con un altar y una lámpara (v. 6, Ut inhabitem in domo Domini in longitudinem dierum // Y en la casa del Señor moraré durante largos días), cabras, ganado vacuno y ovejas en un paisaje junto a un río (v. 2, In loco pascue ibi me collocavit. Super aquam refectionis educavit me. Animam meam convertit // Me ha colocado en tierras de pasto. Me ha llevado junto a aguas que me aliviarán. Ha convertido mi alma). El trazado del paisaje encuadra las diferentes partes de la ilustración. Al igual que en otras ilustraciones, esta forma de delimitar y dividir las escenas también separa a los del lado del bien, el salmista y el ángel, de los malvados, representados por los hombres lanzando flechas.


Preferencias sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para más obtener más información puedes leer nuestra política sobre cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso haciendo click AQUÍ.