Dioscórides de Cibo y Mattioli

Dioscórides de Cibo y Mattioli Cardo (Eryngium), 46v-47
Volver

Cardo (Eryngium), 46v-47

El cardo es una de las plantas espinosas y sus hojas tiernas se utilizan para cocinar, curadas en sal. Son anchas, de contorno espinoso, y tienen un sabor aromático.
Sus ramas adquieren unas estrías rojas cuando ya han crecido y en sus extremos tienen unos botones rodeados de espinas duras y muy afiladas que forman una estrella. Su color puede ser verde, pálido, blanco y, a veces, celeste. La raíz es larga, ancha, del grosor de un pulgar, negra por fuera y blanca por dentro; es aromática.
Crece en el campo, en lugares escabrosos, y tiene propiedades caloríficas. Si se toma solo, provoca la menstruación, además de estimular la micción y aliviar las flatulencias y el dolor intestinal. Si se toma con vino, es bueno para las disfunciones del hígado y las mordeduras de animales venenosos, y es un antídoto contra los venenos ingeridos. Se bebe por lo general una dracma de esta mezclada con semillas de chirivía.
Se dice que la raíz del cardo, llevada como amuleto o bebida, sana los tumores; además, si se toma en agua con miel, es un remedio para la epilepsia y ese espasmo que llaman opistótonos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x