Libro de los Medicamentos Simples

Libro de los Medicamentos Simples f. 114v

Volver

f. 114v

La fumaria es caliente en primer grado y seca en segundo. Es una planta que se llama así, fumus terre, porque se engendra de un vapor grueso que sale de la tierra, y también porque crece en la tierra en gran cantidad, de igual forma que el vapor. Este vapor grueso que sale de la tierra se eleva hacia arriba y, por la acción del sol se transforma en esta planta. Cuanto más verde es la planta, más útil es, pues cuando está seca no tiene ninguna virtud. Sirve, sobre todo, para purgar el humor melancólico, después para purgar la flema salada y también la cólera. Esta planta es diurética. Contra la roña hay que dar dos onzas de su jugo en el que se haya mezclado azúcar, con agua caliente. También se puede dar una onza y media de su jugo en el que se haya cocido semilla de hinojo. Se puede hacer también un ungüento con aceite de nuez, donde se diluirá muy bien polvo de fumaria , a continuación se confita y se añade vino agrio y jugo de fumaria. Se debe poner el jugo de fumaria en mayor cantidad que ningún otro ingrediente. Con este ungüento se debe untar o bañar al paciente. Es una cosa muy buena. Debes saber que se tiene que aplicar tres veces a la semana. El jugo de fumaria si se aplica de la forma que se ha dicho purga muy bien el humor que causa la roña. Contra la hidropesía, en especial contra la que llamamos anasarca, se debe dar el jugo de esta planta añadiéndole dos dracmas de polvo de lechetrezna, y administrarlo con agua caliente. También se puede hacer un sirope con jugo de fumaria, de apio y de hinojo o bien con polvo de lechetrezna, cociéndolo todo junto con azúcar. Es un remedio muy bueno. Contra la gota artética se debe dar dos dracmas de cólquico con jugo de fumaria. También esta planta cocida en vino y puesta sobre la podagra es muy eficaz. Para cuando la flema o el humor melancólico están en la parte de arriba del estómago o por todo él, para cuando se quieren vomitar, y también para la opilación de bazo y de hígado causada por frialdad o por humor frío, se debe añadir azúcar al jugo de fumaria y después administrarlo junto con agua caliente. Hay que saber que algunos dan este remedio por la mañana y otros por la tarde, y que algunos dan el jugo puro, sin mezclar con nada y hay otros que le añaden otras cosas. Se debe dar por la tarde y hay que añadir todos los días alguna cosa que desgaste la ventosidad, como son la semilla de hinojo o almáciga. La fumaria disuelve y separa los humores que causan la ventosidad, por lo que provoca retortijones en el vientre. Esta planta conforta el estómago, aumenta el apetito, deshace la opilación de hígado y provoca la orina y el flujo menstrual retenido. Su jugo crudo, dado a beber aclara al sangre, en especial si se mezcla con mirabolanos. Dioscórides dice que la fumaria sana el cuerpo de toda corrupción por una propiedad que tiene para hacerlo.
El iris o yreos es el glay, y es caliente y seco en segundo grado. El iris o lirio común y el yreos o lirio de Florencia son similares en sus hojas, en la forma de sus flores y en su virtud, pero el lirio común tiene las flores de un color rojizo y el lirio de Florencia las tiene blancas. Por otro lado, el gladiolo o gladiolus, que también se les parece, tiene las flores amarillas. Por otro lado, el lirio hediondo o spatula puante, que es también similar, se le parece en las hojas, aunque no tiene flores. El lirio de Florencia blanco tiene diferentes nombres según los países, se le llama gladiolus, sison, siris, yris affrice, eracion y matrifolio. En medicina se usa la raíz del lirio, que se debe recolectar al final de la primavera o en el verano, y se puede guardar durante dos años con toda su bondad. Debes saber que la raíz de lirio común y la de lirio de Florencia se utilizan indistintamente en medicina una y otra, puesto que son muy similares en virtud y propiedades. Esta raíz tiene virtud diurética, y abre y desopila los conductos de la orina y separa y aclara los humores que allí están. Además hace estas mismas operaciones en el hígado y en el bazo. Contra el dolor de los miembros del pecho, a saber, el pulmón y los otros miembros de la respiración, así como contra la opilación de hígado, de bazo, de vejiga, contra el dolor de estómago causado por ventosidad, para todas estas cosas sirve beber el vino donde haya cocido esta raíz. El lirio de Florencia seco y después reducido a polvo quita la carne muerta de las heridas si se pone encima. Contra las manchas grandes de los ojos llamadas pannus, hacer un colirio con este polvo y agua de rosas. Colirio es un líquido claro que se pone en los ojos mediante gotas. Contra el dolor de corazón, dar a beber al enfermo semilla de lirio de Florencia con leche de asno o de cabra. Se debe dar tibia, y así se quita el dolor maravillosamente.
La orquídea o satirion, es una planta que también se le llama priapiscus, gimos, eucoricon, sarapias, ortid, testiculus leporis, venie y vian. Crece en las montañas y en los campos llanos. Es caliente y seca en tercer grado. Tiene virtud de atraer en las partes más alejadas, y por lo tanto ayuda a provocar la lujuria. Sirve para los que tienen gota. Se debe utilizar su raíz verde en medicina, porque cuando está seca no tiene ninguna virtud. En la raíz hay dos cosas redondas con forma de genitales y, tanto verdes como confitadas provocan la lujuria. Pero todavía tienen más efecto si se confitan con dátiles, chirivía y miel. El jugo de orquídea bebido con oximiel sirve para los que tienen gota. Para las legañas que salen en los ojos se debe preparar un colirio con su jugo con miel y aplicarlo dentro del ojo. Para quitar las deformidades, manchas y cicatrices que se quedan en el lugar donde ha habido una herida, se debe machacar la raíz y ponerla sobre el lugar afectado que se curará rápidamente.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x