Libro de los Medicamentos Simples

Libro de los Medicamentos Simples f. 118v

Volver

f. 118v

Sello de Santa María o sello de Salomón es una misma planta que crece en lugares oscuros y en los bosques. Tiene unas hojas tales que las de la persicaria. Las flores son pequeñas y blancas. Las semillas son de color rojo, y están dispuestas de dos en dos, unas frente a otras. La raíz es blanca y nudosa, parecida a la raíz del rusco. Esta raíz tiene virtud de calentar y de calmar el dolor de nervios. También sirve contra la dureza de bazo. Se debe hacer un ungüento de esta raíz con grasa de oso y aceite y untar con ello el lugar. También se puede cocer la raíz en agua y dar un baño o aplicar paños calientes humedecidos con esta agua sobre el lugar. Para toda clase de herpes, y también para aclarar la piel de la cara se debe preparar un ungüento con su jugo, aceite de lentisco y cera blanca, untando con esto la cara.
La antera es la flor amarilla que está en medio de la rosa. Sirve principalmente contra el flujo de vientre y el vómito superfluo. Sirve contra la humedad de la campanilla si se pone sobre ella con canela en polvo. Consume de forma maravillosa la humedad superflua de la campanilla que desciende desde la cabeza. Contra las grietas que se hacen en el ano y por donde se sangra, se puede untar el polvo de antera con agua donde se haya disuelto tragacanto. Cuando se cae un diente y sale mucha sangre, se puede hacer un gargarismo de vino agrio donde se haya cocido la antera o toda la rosa completa.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x