Splendor Solis

Splendor Solis f. 7r, Caballero del Arte Real

Volver

f. 7r, Caballero del Arte Real

Un alto caballero se yergue sobre el borde de la pila de una fuente doble, situada sobre una lengua de tierra que se adentra en la imagen por la derecha. Lleva una espléndida armadura de color plata con aplicaciones doradas y una coraza de colores negro, blanco, amarillo y rojo. Su yelmo presenta un adorno circular compuesto por siete estrellas. En su mano derecha, el caballero sostiene una cimitarra, mientras que la izquierda se apoya en un gran escudo rojo en el que se lee, en letras doradas, la inscripción “Ex duabus acquis / unã facite Qui / quæritis Sole et Lu / nã facere. et date / bibere inimico urõ / Et uidebitis / eum mortuum / Deiñ de aqua ter / rã facite. Et Lapi / de multi / plicas / tis”.

Cada una de las pilas octagonales de la fuente contiene un líquido diferente: el de la derecha es de color plateado y desemboca, a través de un estrecho conducto, en la pila de la izquierda, que contiene oro líquido que acaba vertido en un vasto paisaje acuático. El primer plano está totalmente saturado de líquido dorado, cuya representación se va aclarando conforme avanza hacia el horizonte de colinas y montañas.
Los líquidos dorados y plateados de la fuente remiten a las diversas polaridades de la alquimia, que hay que combinar para la purificación; de esto trata también el enigmático fragmento del escudo rojo, que, traducido, reza más o menos lo siguiente: «Convertid las dos aguas en una, vosotros que pretendéis crear el Sol [oro] y la Luna [plata]. Y dad de beber al enemigo ardiente. Y veréis su cadáver. Luego convertid el agua en tierra y multiplicad [difundid] la piedra». El líquido que se vierte en el paisaje acuático o pantanoso se interpreta como representación del proceso alquímico de la putrefacción, que explica el texto que precede a la imagen. El caballero, de pie sobre la doble fuente, funciona como elemento de enlace y personifica la alquimia. Por otro lado, las distintas tonalidades del opus magnum, la Gran Obra, sobre su peto simbolizan la transmutación: las siete estrellas del yelmo remiten a los planetas y los metales vinculados a ellos los cuales, durante la transmutación, pueden ser transformados en prima materia para acabar convirtiéndose en su forma más pura, el oro. El caballero armado del Arte real es un buen ejemplo de la influencia de diferentes manuscritos alquímicos en el Splendor Solis. Mientras, por un lado, el tema del caballero aparece en varias ocasiones, por ejemplo, en el Aurora Consurgens, es en otro manuscrito donde se encuentra la miniatura que pudo haber influido al pintor a la hora de escoger la postura del caballero. Se trata de la ilustración Hermafroditas alquímicos o mercuriales del Libro de la Santísima Trinidad. El modo en que el caballero levanta la espada se inspira a su vez en la figura de la ilustración Hermafroditas luciféricos de la misma obra.

Jörg Völlnagel
(Historiador del Arte e investigador asociado de los Staatliche Museen zu Berlin)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x