Salterio Glosado

Salterio Glosado f. 70r, salmo 39  Señor, te aguardé expectante y Tú me miraste

Volver

f. 70r, salmo 39  Señor, te aguardé expectante y Tú me miraste

Este salmo comenta la confianza del justo en que Dios siempre le protegerá. En la parte superior derecha, Dios, dentro de una mandorla semicircular, sostiene un libro y alza la mano bendiciendo (v. 2, Expectans expectavi Dominum et intendit michi // Señor, te aguardé expectante y Tú me miraste). En la parte izquierda de la ilustración dos demonios con lanzas empujan hacia las rocas a siete hombres que se intentan proteger con escudos mientras caen (v. 15, Confundantur et revereantur simul qui querunt animam meam ut auferant eam. Convertantur retrorsum et revereantur qui volunt michi mala // Sean confundidos y humillados aquellos que persiguen arrebatarme mi alma. Retrocedan y sean humillados aquellos que desean mi daño). El salmista se encuentra junto a los demonios sobre una losa sosteniendo un rollo y un libro mientras se dirige a tres hombres (v. 3, Et statuit supra petram pedes meos // Asentó mis pies sobre roca). Junto a ellos un hombre sujeta dos cabras por los cuernos para empujarlas lejos del altar de una iglesia que rodean cuatro hombres (v. 7, Sacrificium et oblationem noluisti ... holocaustum et pro peccato non postulasti // Sacrificio y ofrenda no deseaste ... Holocausto y expiación no has demandado; v. 10, Annuntiavi iusticiam tuam in ecclesia magna // Proclamé tu justicia en una gran iglesia). En la parte inferior central tres hombres cazan con la ayuda de un halcón y sabuesos (v. 5, vanitates et insanias falsas // vanidades y falsas demencias). Lejos a la derecha tres hombres con lanzas y escudos, probablemente simbolizan a “aquellos que desean mi daño” mencionados en el verso 15.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x