Libro de horas de Carlos de Angulema

Calendario: octubre, Cerdos en montanera (f. 5v)


Volver

Los meses de octubre y noviembre presentan un díptico dedicado a la cría y la matanza del cerdo. Para poder ubicar una escena dedicada a la cocción del pan en el mes de diciembre, Robinet Testard decidió avanzar un mes las dos escenas. […]

La montanera era una práctica muy extendida en las zonas rurales durante la Edad Media. Consistía en dejar pastar a los cerdos libremente por el monte, para que se alimentaran de las bellotas de los robles y las encinas y de los frutos de las hayas. Los hayucos eran especialmente abundantes en Europa, en una época del año en que los recursos escaseaban. Se podía dejar a estos animales alimentarse durante todo el invierno o bien podían ser sacrificados. La montanera se regía por las costumbres, puesto que los campesinos no tenían ningún derecho sobre los bosques, propiedad de los señores laicos o eclesiásticos. Para obtener el derecho de uso, los campesinos debían pagar unas tasas al señor, lo que se denominaba el derecho de montanera.
Tal y como acostumbra a hacer Testard, el paisaje es muy simple. La escena delimita al fondo con una masa rocosa que recuerda a la del mes de junio. Sin embargo, el iluminador ha abierto el horizonte colocando a lo lejos una ciudad, cuyas líneas se recortan en el cielo. Una pareja de campesinos conduce una piara de cerdos a las lindes del bosque. El hombre, provisto de una vara, va golpeando los árboles para hacer caer las bellotas y los hayucos, así los animales pueden recogerlos/comerlos del suelo. Junto a él, su mujer parece estar acariciando un cerdo tumbado en el suelo. Esta última iconografía resulta muy original y es, sin ninguna duda, una especie de guiño del autor en un escena que de costumbre está muy codificada.

Maxence Hermant
Conservador
Bibliothèque nationale de France

Libro de horas de Carlos de Angulema Calendario: octubre, Cerdos en montanera (f. 5v)

Volver

Calendario: octubre, Cerdos en montanera (f. 5v)

Los meses de octubre y noviembre presentan un díptico dedicado a la cría y la matanza del cerdo. Para poder ubicar una escena dedicada a la cocción del pan en el mes de diciembre, Robinet Testard decidió avanzar un mes las dos escenas. […]

La montanera era una práctica muy extendida en las zonas rurales durante la Edad Media. Consistía en dejar pastar a los cerdos libremente por el monte, para que se alimentaran de las bellotas de los robles y las encinas y de los frutos de las hayas. Los hayucos eran especialmente abundantes en Europa, en una época del año en que los recursos escaseaban. Se podía dejar a estos animales alimentarse durante todo el invierno o bien podían ser sacrificados. La montanera se regía por las costumbres, puesto que los campesinos no tenían ningún derecho sobre los bosques, propiedad de los señores laicos o eclesiásticos. Para obtener el derecho de uso, los campesinos debían pagar unas tasas al señor, lo que se denominaba el derecho de montanera.
Tal y como acostumbra a hacer Testard, el paisaje es muy simple. La escena delimita al fondo con una masa rocosa que recuerda a la del mes de junio. Sin embargo, el iluminador ha abierto el horizonte colocando a lo lejos una ciudad, cuyas líneas se recortan en el cielo. Una pareja de campesinos conduce una piara de cerdos a las lindes del bosque. El hombre, provisto de una vara, va golpeando los árboles para hacer caer las bellotas y los hayucos, así los animales pueden recogerlos/comerlos del suelo. Junto a él, su mujer parece estar acariciando un cerdo tumbado en el suelo. Esta última iconografía resulta muy original y es, sin ninguna duda, una especie de guiño del autor en un escena que de costumbre está muy codificada.

Maxence Hermant
Conservador
Bibliothèque nationale de France

Preferencias sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para más obtener más información puedes leer nuestra política sobre cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso haciendo click AQUÍ.