Libro de los Medicamentos Simples

Libro de los Medicamentos Simples f. 135r

Volver

f. 135r

El titímalo es caliente y seco en tercer grado. Hay muchas clases de titímalo. Antes se ha hablado de la lechetrezna y de la laureóla, pero ahora se tratará de la anabula. La anabula que crece en los países de Ultramar, es la planta de la que se saca la escamonea, y se llama titímalo babilónico. La anabula de nuestro país da una leche que se debe recoger en primavera y a principios del verano, y se debe guardar en una vasija de vidrio. Se puede guardar ella sola, sin mezclar, durante dos meses. Se debe recoger de la siguiente manera. En la época dicha se parte la anabula por la copa, y saldrán unas gotas de leche, las cuales se deben recoger con mucha prudencia, porque si esta leche toca las manos, las excoria. Si esto ocurre, se pueden curar con jugo de mora o de cualquier otra planta fría. No se debe dar nunca esta leche ella sola, puesto que es muy violenta, pero se puede añadir en algunos compuestos como son las píldoras doradas, las píldoras de cinco mirabolanos, o la confección benedicta, o incluso la trífera sarracenica. Algunos médicos usan esta leche tan sólo para reforzar algunas medicinas por dos razones diferentes, algunos porque la encuentran muy fácilmente, y otros porque esta leche laxa de forma muy violenta. Para quitarle sus efectos nocivos hay que cocerla con goma arábica o con tragacanto en la cáscara de un huevo, y luego añadirla a las medicinas en la cantidad de tres dracmas, o cuatro dracmas como mucho. El autor de este libro añade esta leche al pan cuando se amasa en la cantidad arriba dicha y corregida como se ha dicho. De este modo, muchas personas se han laxado y purgado sin darse cuenta.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x