Theriaka y Alexipharmaka de Nicandro

Theriaka y Alexipharmaka de Nicandro f. 6r

Volver

f. 6r

Dieciocho de los cuarenta folios pintados del manuscrito parisino de Nicandro proponen una evocación de la figura humana. En el tratamiento de la anatomía es donde se manifiesta más plenamente el sentimiento antiguo que caracteriza el manuscrito. El personaje recurrente, vestido con una larga toga decorada con los clavi, esas dos franjas que, entre los romanos, señalaban el rango de un dignatario, y atacado unas veces por una serpiente (folios 6 y 44), otras por un enjambre de insectos (folios 26) se emparenta indiscutiblemente con el estilo de las pinturas romanas de la época imperial. La misma vestidura, la actitud en contraposto, el brazo levantado se encuentran también en una pintura mural descubierta en una insula del Cassegiato di Ercole en Ostia (Ostia, Museo ostiense)(10). El parentesco entre el gesto del orador de esta escena de tribunal, fechable en los años 230-250, y el movimiento de espanto del joven del Suplemento griego 247 es tan fuerte que nos sentimos tentados a establecer una filiación directa.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x