Lámina del Mapamundi del Beato de Liébana, códice de Girona

1 lámina casi-original

Formato: ±520 x 400 mm

Espléndida miniatura enmarcada perteneciente al Beato de Girona. Realizada sobre un papel tipo pergamino, reproduce exactamente el folio original con todos sus matices: colores, oros, tacto, etc.

La miniatura se acompaña de un cuadernillo con la explicación detallada de la misma.

El mapamundi del Beato de Girona deriva del desaparecido de Tábara. Sus características generales son: forma cuadrangular, representación de Adán y Eva que reemplaza la de los cuatro ríos del Paraíso, así como la localización de éste en la parte más alta de los mapas; consignación de los dos posibles cursos del Nilo, figuración del Jordán, representación del Danubio con numerosos afluentes, consignación de los nombres de Capadocia, Mesopotamia y Golfo arábigo; leyenda alusiva a la tierra de las Amazonas y nueva redacción de la leyenda que ilustra el cuarto continente transecuatorial.

La imagen se desarrolla a lo largo de dos folios enteros. La tierra aparece rodeada por una masa de agua sinuosa, azul y con dibujos de trirremes, peces, monstruos marinos, un gran cangrejo y un hombre dentro del cuerpo de un pez, que pudiera aludir a Jonás, e islas de color ocre y forma cuadrada. El orbe presenta forma rectangular con los bordes redondeados.
El mapa está orientado con el Este en la parte superior, tal como se sitúan los templos cristianos. La tierra se divide en tres partes fundamentales por medio de ejes acuáticos que corresponden al río Tanais (complejo integrado desde el siglo vii por el Don, el mar Negro y el Egeo, que va de Norte a Sur), mar Mediterráneo (de Este a Oeste) y Nilo (de Norte a Sur y con un sesgo de Este a Oeste), con el Mar Rojo como límite de los continentes hasta entonces conocidos, llegando al cuarto ignoto. Las costas continentales presentan una ondulación: las aguas fluviales, de color azul, muestran su nacimiento con una forma redonda más oscura; los montes, de apariencia triangular o semitriangular con una superficie escamosa; las islas son rectangulares. Finalmente, la zona calurosa se representa a través de una franja sinuosa roja que representa el fuego y separada de Asia y de África por un brazo oceánico, como contaminación del mapa zonal llamado macrobiano cuyas divisiones horizontales señalaban los distintos climas del mundo.

Lámina del Mapamundi del Beato de Liébana, códice de Girona 1 lámina casi-original



Formato: ±520 x 400 mm

Espléndida miniatura enmarcada perteneciente al Beato de Girona. Realizada sobre un papel tipo pergamino, reproduce exactamente el folio original con todos sus matices: colores, oros, tacto, etc.

La miniatura se acompaña de un cuadernillo con la explicación detallada de la misma.

El mapamundi del Beato de Girona deriva del desaparecido de Tábara. Sus características generales son: forma cuadrangular, representación de Adán y Eva que reemplaza la de los cuatro ríos del Paraíso, así como la localización de éste en la parte más alta de los mapas; consignación de los dos posibles cursos del Nilo, figuración del Jordán, representación del Danubio con numerosos afluentes, consignación de los nombres de Capadocia, Mesopotamia y Golfo arábigo; leyenda alusiva a la tierra de las Amazonas y nueva redacción de la leyenda que ilustra el cuarto continente transecuatorial.

La imagen se desarrolla a lo largo de dos folios enteros. La tierra aparece rodeada por una masa de agua sinuosa, azul y con dibujos de trirremes, peces, monstruos marinos, un gran cangrejo y un hombre dentro del cuerpo de un pez, que pudiera aludir a Jonás, e islas de color ocre y forma cuadrada. El orbe presenta forma rectangular con los bordes redondeados.
El mapa está orientado con el Este en la parte superior, tal como se sitúan los templos cristianos. La tierra se divide en tres partes fundamentales por medio de ejes acuáticos que corresponden al río Tanais (complejo integrado desde el siglo vii por el Don, el mar Negro y el Egeo, que va de Norte a Sur), mar Mediterráneo (de Este a Oeste) y Nilo (de Norte a Sur y con un sesgo de Este a Oeste), con el Mar Rojo como límite de los continentes hasta entonces conocidos, llegando al cuarto ignoto. Las costas continentales presentan una ondulación: las aguas fluviales, de color azul, muestran su nacimiento con una forma redonda más oscura; los montes, de apariencia triangular o semitriangular con una superficie escamosa; las islas son rectangulares. Finalmente, la zona calurosa se representa a través de una franja sinuosa roja que representa el fuego y separada de Asia y de África por un brazo oceánico, como contaminación del mapa zonal llamado macrobiano cuyas divisiones horizontales señalaban los distintos climas del mundo.


Compartir

Lámina del Mapamundi del Beato de Liébana, códice de Girona

1 lámina casi-original


31 € En stock.
Disponibilidad:

Opiniones

5 (2 valoraciones en total) 5 1 (2)
mostrar/ocultar

Ver más valoraciones ()

Saber más

mostrar/ocultar

Formato: ±520 x 400 mm

Espléndida miniatura enmarcada perteneciente al Beato de Girona. Realizada sobre un papel tipo pergamino, reproduce exactamente el folio original con todos sus matices: colores, oros, tacto, etc.

La miniatura se acompaña de un cuadernillo con la explicación detallada de la misma.

El mapamundi del Beato de Girona deriva del desaparecido de Tábara. Sus características generales son: forma cuadrangular, representación de Adán y Eva que reemplaza la de los cuatro ríos del Paraíso, así como la localización de éste en la parte más alta de los mapas; consignación de los dos posibles cursos del Nilo, figuración del Jordán, representación del Danubio con numerosos afluentes, consignación de los nombres de Capadocia, Mesopotamia y Golfo arábigo; leyenda alusiva a la tierra de las Amazonas y nueva redacción de la leyenda que ilustra el cuarto continente transecuatorial.

La imagen se desarrolla a lo largo de dos folios enteros. La tierra aparece rodeada por una masa de agua sinuosa, azul y con dibujos de trirremes, peces, monstruos marinos, un gran cangrejo y un hombre dentro del cuerpo de un pez, que pudiera aludir a Jonás, e islas de color ocre y forma cuadrada. El orbe presenta forma rectangular con los bordes redondeados.
El mapa está orientado con el Este en la parte superior, tal como se sitúan los templos cristianos. La tierra se divide en tres partes fundamentales por medio de ejes acuáticos que corresponden al río Tanais (complejo integrado desde el siglo vii por el Don, el mar Negro y el Egeo, que va de Norte a Sur), mar Mediterráneo (de Este a Oeste) y Nilo (de Norte a Sur y con un sesgo de Este a Oeste), con el Mar Rojo como límite de los continentes hasta entonces conocidos, llegando al cuarto ignoto. Las costas continentales presentan una ondulación: las aguas fluviales, de color azul, muestran su nacimiento con una forma redonda más oscura; los montes, de apariencia triangular o semitriangular con una superficie escamosa; las islas son rectangulares. Finalmente, la zona calurosa se representa a través de una franja sinuosa roja que representa el fuego y separada de Asia y de África por un brazo oceánico, como contaminación del mapa zonal llamado macrobiano cuyas divisiones horizontales señalaban los distintos climas del mundo.

También te podría interesar

Preferencias sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para más obtener más información puedes leer nuestra política sobre cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso haciendo click AQUÍ.