Lámina del Pantocrátor del Libro de Horas de Juana I de Castilla (Juana la Loca)

1 lámina casi-original

La miniatura muestra al Señor totalmente frontal –rasgo que indica su omnisciencia e importancia–, realizando la bendición latina con la mano derecha –esto es, con los dedos pulgar, índice y corazón extendidos aludiendo a la Santísima Trinidad–; sujetando con la izquierda una gran esfera de cristal dividida en tres partes por dos fajas de oro como clara la alusión a los tres continentes conocidos, siguiendo las representaciones isidorianas del mundo figuradas bajo el esquema OT; encima de la esfera, en la parte que correspondería a Jerusalén, se levanta una gran cruz griega guarnecida de esmeraldas y perlas. Sobre la túnica, del mismo tono que el manto, corre el galón ribeteado de perlas de la estola cruzada a lo largo del pecho con una cruz roja bordada. En el fondo, se ha representado la irradiación luminosa del Señor.

El retrato se encuentra rodeado de un fino marco dorado y biselado, en cuya parte inferior se ha escrito la rúbrica e inicio de la oración «Salutatio b[ea]te uero[n]ice/Salue sancta facies.». El cuadro donde se muestra el rostro del Salvador destaca sobre una orla de tipo arquitectónico que recuerda un retablo tardogótico, donde, junto a los pináculos, y bajo arcos polilobulados, se encuentran, como si fueran estatuas, las representaciones de dos santos mártires –el que se encuentra en la parte superior con una lanza y el de la inferior, con una espada–. Debajo de una tracería tardogótica, aparece escrita, con letras formadas por tallos leñosos de acanto, el inicio de la oración a la santa faz «salve · sancta · fac».

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x