Libro de la Felicidad

Bibliothèque nationale de France




Signatura : Suppl. turc 242
Fecha : 1582
Tamaño : 310 x 210 mm
286 páginas y 71 miniaturas a página entera ricamente ornamentadas con oro
Encuadernación turca en piel roja decorada con oro
Estudio monográfico plenamente ilustrado en color (448 pp.), a cargo de Miguel Ángel de Bunes Ibarra y Evrim Türkçelik (CSIC), Günsel Renda (Profesora de arte Otomano, Koç University) y Stefano Carboni (The Metropolitan Museum of Art)
«Casi-original», edición primera, única e irrepetible, limitada a 987 ejemplares numerados y autentificados notarialmente
ISBN: 978-84-96400-35-1

Libro de la Felicidad Bibliothèque nationale de France Bibliothèque nationale de France

Signatura : Suppl. turc 242
Fecha : 1582
Tamaño : 310 x 210 mm
286 páginas y 71 miniaturas a página entera ricamente ornamentadas con oro
Encuadernación turca en piel roja decorada con oro
Estudio monográfico plenamente ilustrado en color (448 pp.), a cargo de Miguel Ángel de Bunes Ibarra y Evrim Türkçelik (CSIC), Günsel Renda (Profesora de arte Otomano, Koç University) y Stefano Carboni (The Metropolitan Museum of Art)
«Casi-original», edición primera, única e irrepetible, limitada a 987 ejemplares numerados y autentificados notarialmente
ISBN: 978-84-96400-35-1


Miniaturas
Libro de la Felicidad
Bibliothèque nationale de France




Volumen de estudio

Libro de la Felicidad Bibliothèque nationale de France


Contenido

Del editor al lector

El Imperio otomano de Murad III: la consolidación del sultanato de las mujeres
Miguel Ángel de Bunes Ibarra y Evrim Türkçelik (CSIC)

La pintura otomana del siglo XVI
Günsel Renda (Profesora de arte Otomano, Koç University)

Descripción de las miniaturas
Stefano Carboni (The Metropolitan Museum of Art)

El lugar donde nace la Felicidad y los manantiales del Señorío. Traducción del texto
Miguel Ángel de Bunes Ibarra y Evrim Türkçelik

Glosario y bibliografía

ISBN: 978-84-96400-34-4






Descripción

Libro de la Felicidad Bibliothèque nationale de France


En la segunda mitad del siglo XVI el imperio Otomano era el más extenso y poderoso: sus dominios se extendían desde Budapest a Bagdad, desde Omán y Túnez a la Meca y Medina, cerca del Mar Rojo; e incluía ciudades de la importancia de Damasco, Alejandría o El Cairo. Los turcos estaban a las puertas de Viena y controlaban la Ruta de la Seda, el Mar Negro y la mitad oriental del Mediterráneo. El sultán, con su corte y su harén, gobernaba el imperio desde Constantinopla, donde arquitectos, pintores, calígrafos, joyeros, ceramistas, poetas, etc. trabajaban a su servicio. Sultanes como Süleyman I el Magnífico o su nieto Murad III, cultos y sibaritas, se convierten en los grandes mecenas del arte y responsables del espectacular desarrollo de los talleres del Serrallo, que crearon un arte otomano original que se desprendió de la influencia persa todavía presente en el siglo XV.

El siglo XVI e inicios del XVII representan para la pintura turca otomana el periodo más fecundo, y la época de Murad III (1574-1595) fue especialmente fértil en obras hermosas, como el Matali’ al-sa’adet de Mohamed ibn Emir Hasan al-Su’udi.

Traducido de un original escrito en árabe por orden del propio sultán (cuyo retrato aparece en el f. 7v), el Libro de la Felicidad contiene una detallada descripción de las características de los nacidos bajo cada uno de los doce signos del zodíaco, una serie de pinturas representando distintas situaciones del ser humano según la conjunción de los planetas, unas tablas de concordancia fisonómicas, tablas para la correcta interpretación de los sueños, y un enigmático tratado de adivinación con el que cada cual puede pronosticar su suerte.

El mundo oriental se despliega ante nuestros ojos en cada miniatura: personajes misteriosos con extrañas poses, exóticas vestiduras de vistosos colores, lujosas mansiones y suntuosos palacios, mezquitas desde cuyos minaretes los muecines llaman a los fieles a la oración… Caballeros de porte elegante pasean sobre sus estilizados caballos enjaezados con ricos adornos. Multitud de animales exóticos pueblan las páginas de este manuscrito: exuberantes pavos reales, serpientes marinas extraordinarias, peces gigantes, águilas y otras rapaces, así como golondrinas, garzas y otras aves, cuyo dibujo estilizado y elegante revela una notable influencia de la pintura japonesa. También se ha dedicado una sección completa a los monstruos del imaginario medieval turco, poblado por demonios amenazadores y bestias fantásticas.

Todas las pinturas parecen haber sido realizadas en el mismo taller, bajo la dirección del célebre maestro Ustad ‘Osman, sin duda autor de la serie inicial de pinturas dedicadas a los signos del zodíaco. ‘Osman, activo entre c. 1559 y 1596, dirigió a los artistas del taller del Serrallo desde 1570, y marcó un estilo que siguieron otros pintores de la corte, caracterizado por la precisión en los retratos y un soberbio tratamiento de la ilustración.

El sultán Murad III estaba completamente absorbido por la intensa vida política, cultural y sentimental del harén. Tuvo 103 hijos, de los que sólo 47 le sobrevivieron. Sin embargo, Murad III, cuya admiración por los manuscritos iluminados sobrepasaba la de cualquier otro sultán, encargó este tratado de la felicidad especialmente para su hija Fátima.

Traído desde El Cairo a París por Gaspard Monge (1746-1818), reputado geómetra y conde de Péluse, fue depositado en la biblioteca en nombre de Napoleón Bonaparte.



Opiniones de clientes
Libro de la Felicidad
Bibliothèque nationale de France





“We got a lovely surprise this afternoon. The Book of Felicity is here. Everyone thinks it’s astonishingly beautiful. We love it. Thanks!”

Jeannine G. – Canada



“Cher Monsieur, j’ai bien reçu ce matin votre envoi. Le “Livre” est superbe, sa présentation également. Le livre de commentaires en anglais, constitue à lui tout seul un très bel ouvrage, d’impression parfaite, et les reproductions en couleurs sont également très soignées. Tout ceci pour vous dire qu’en tant que bibliophile, je suis ravi de mon acquisition.
Une mention complémentaire pour la qualité de l’emballage, le colis semblait sortir de chez Moleiro... ( J’ai été parfois déçu d’envoi venant de l’étranger et même de France).
Vous avez bien éveillé mon attention pour vos publications...
Félicitations, et bien cordialement.”

Michel R. B.




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x