Dioscórides de Cibo y Mattioli

The British Library, Londres




En este extraordinario códice, Gherardo Cibo (1512-1600), genial artista y botánico, recoge una selección de textos botánicos y médicos tomados de los Discorsi, del famoso médico sienés Pietro Andrea Mattioli (1501-1577), ilustrándolos con más de 160 fascinantes miniaturas de plantas y paisajes que se encuentran entre las más bellas del Renacimiento.

En sus Discorsi, Mattioli tradujo al italiano el De Materia Medica de Dioscórides (siglo I d.C.), añadiendo extensos comentarios a partir de su experiencia directa y de la tradición médica, tanto culta como popular. La obra se convirtió en un recurso muy útil para los médicos y herboristas que no conocían las lenguas clásicas.

Gherardo Cibo fue un gran lector y admirador de la obra de Mattioli: copió pasajes enteros con su clara letra, aportando sus propias observaciones, anécdotas y leyendas, pero sobre todo ilustrándolos con imágenes botánicas realistas y refinadas. En sus espléndidas miniaturas vemos las diversas especies de plantas destacadas en primer plano, en paisajes coloridos y vívidos que retratan su hábitat natural. 

El manuscrito de Gherardo Cibo es una reelaboración inusual de la obra impresa de Mattioli, que deslumbra por la belleza de sus miniaturas. Es una contribución artística de gran originalidad, tanto para la incipiente ciencia moderna como para la historia de la ilustración botánica y paisajística.
Eléboro negro (Helleborus niger) en el tratado de botánica Dioscórides de Cibo y Mattioli, The British Library, Add.Ms.22332

En este extraordinario códice, Gherardo Cibo (1512-1600), genial artista y botánico, recoge una selección de textos botánicos y médicos tomados de los Discorsi, del famoso médico sienés Pietro Andrea Mattioli (1501-1577), ilustrándolos con más de 160 fascinantes miniaturas de plantas y paisajes que se encuentran entre las más bellas del Renacimiento.

En sus Discorsi, Mattioli tradujo al italiano el De Materia Medica de Dioscórides (siglo I d.C.), añadiendo extensos comentarios a partir de su experiencia directa y de la tradición médica, tanto culta como popular. La obra se convirtió en un recurso muy útil para los médicos y herboristas que no conocían las lenguas clásicas.

Gherardo Cibo fue un gran lector y admirador de la obra de Mattioli: copió pasajes enteros con su clara letra, aportando sus propias observaciones, anécdotas y leyendas, pero sobre todo ilustrándolos con imágenes botánicas realistas y refinadas. En sus espléndidas miniaturas vemos las diversas especies de plantas destacadas en primer plano, en paisajes coloridos y vívidos que retratan su hábitat natural. 

El manuscrito de Gherardo Cibo es una reelaboración inusual de la obra impresa de Mattioli, que deslumbra por la belleza de sus miniaturas. Es una contribución artística de gran originalidad, tanto para la incipiente ciencia moderna como para la historia de la ilustración botánica y paisajística.



Descripción

Dioscórides de Cibo y Mattioli The British Library, Londres


✵ Signatura: Add. Ms. 22332
✵ Fecha: c. 1564-1584
✵ Tamaño: 265 x 195 mm
✵ Páginas: 370 páginas, 168 miniaturas a página entera
✵ Encuadernación en piel negra estampada en oro
✵ Volumen de estudio a todo color, a cargo de expertos de reconocido prestigio internacional

«Casi-original», Edición primera, única e irrepetible, numerada y limitada a 987 ejemplares certificados y autentificados notarialmente.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x