Dioscórides de Cibo y Mattioli

Narciso de ramillete y Narciso de los poetas, f. 59r
Volver

Narciso de ramillete y Narciso de los poetas (Narcissus tazetta y Narcissus poeticus), ff. 58v-59r

«Algunos llaman lirio al narciso, como hacen también con la azucena. Tiene unas hojas similares a las del puerro, finas, aunque mucho más menudas y estrechas; el tallo es hueco, sin hojas y crece más de un palmo; la flor es blanca, con el interior amarillo y en ocasiones purpúreo; la raíz tiene forma de cebolla, redonda y blanca por dentro; la semilla está como envuelta en una membrana, y es negra y elongada. Las flores más preciadas crecen en los montes y emanan un perfume delicado; todas las demás huelen a hierba o a puerro. La raíz cocida, ya sea comida o bebida, provoca el vómito; majada con un poco de miel y aplicada como emplasto, alivia las quemaduras del fuego; si se aplica sobre los nervios cortados, los suelda; aplicada con miel a modo de emplasto, cura los esguinces de tobillo y los dolores articulares crónicos. Con vinagre y aceite de ortiga, atenúa las pecas de la cara y el vitíligo; con miel y yero, purga el pus de las úlceras; provoca la ruptura de los abscesos de difícil maduración; aplicada en forma de emplasto con harina de cizaña y miel, expele cualquier cosa que se clave en la carne.
Existe otra variedad de narciso que crece en los prados de alta montaña; sus hojas se asemejan a las del otro narciso, si bien tienden más al blanco; el tallo también es como el del primero, hueco, elongado, fino y lampiño. Produce en su extremo una sola flor, algo colgadera, igual que la anterior, del tamaño de una rosa almizcleña aunque más blanca, con seis hojas y un pequeño cáliz en el centro, ligeramente más ancho y plano que el anterior, con bordes rojos. En el centro del dicho cáliz amarillo se encuentran tres bolitas, amarillas también, del tamaño de una semilla de cáñamo. Hace la semilla [...]
La raíz tiene forma acebollada, es negruzca por fuera y blanca por dentro. La flor es muy aromática, con un olor delicado que semeja un poco el olor del jazmín, aunque más agradable. La planta produce un único tallo con una sola flor. Gaspare Marchetto de Rocca Contrada y yo lo encontramos por primera vez en los montes de Sassoferrato y más tarde en los de Sigillo, en mayo de 1557. Florece de abril a mediados de mayo» (f. 58v).
 
El junquillo o Narcissus tazetta, vive en prados y claros de bosque en el noreste de España y cultivado en el resto del país, casi toda Italia, Francia y región mediterránea. El narciso común o Narcissus poeticus vive en el noreste de España, casi toda Italia (más raro en el norte), Francia, sur de Europa y naturalizado en Inglaterra. Según la leyenda, Narciso se enamoró de su propia imagen. Embelesado con su reflejo en el espejo del agua, terminó cayéndose y fue transformado en flor. Es cierto que muchas de las especies del género Narcissus viven en prados húmedos o junto a cursos de agua. La península ibérica es el área en donde hay mayor variedad de narcisos, 33 especies y subespecies, indicio de que es el centro de origen de dicho género. En Italia viven ocho especies de este género. Desde el siglo XVII, los horticultores centroeuropeos colectaron narcisos en España. Por eso muchas especies fueron descritas por jardineros sobre ejemplares cultivados, algunas obtenidas por hibridación. Ello ha originado un gran embrollo sistemático.

Ramón Morales
Real Jardín Botánico de Madrid
(Fragmento del libro de estudio del Dioscórides de Cibo y Mattioli)

Preferencias sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para más obtener más información puedes leer nuestra política sobre cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso haciendo click AQUÍ.