Dioscórides de Cibo y Mattioli

Dioscórides de Cibo y Mattioli Pulmonaria (Pulmonaria officinalis), f. 27v-28r

Volver

Pulmonaria (Pulmonaria officinalis), f. 27v-28r

Hay también otra especie de pulmonaria, muy diferente de la que nace en los troncos de los árboles viejos: nace en lugares sombreados y sus hojas son muy similares a las de la borraja: son ásperas, cubierta de pelillos y están manchadas de blanco. Incluso su sabor es como el de la borraja. El tallo surge a principios de la primavera y, sobre él, brotan algunas flores moradas, muy similares a las de la cinoglosa.
Los expertos herboristas también atribuyen a esta pulmonaria la virtud nada desdeñable de cicatrizar las úlceras pulmonares; a este respecto, el experto médico Giuliano da Marostica, de Treviso, me dijo que la había probado varias veces contra el rechazo de la sangre y que había logrado unos resultados muy satisfactorios. Para ello, se debe hervir hasta que su tamaño se reduce a la mitad y luego se bebe su decocción, o incluso su zumo, en ambos casos preparados con azúcar.
Las hojas y flores de esta planta son muy útiles para todas estas dolencias; cocinadas de cualquier manera, beneficiarán a los tísicos que las tomen. Esto es lo que dice Mattioli.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más x